Late el Arte recupera el mundo de sensaciones que esta latiendo y nos llama a integrar el sentir con el pensar.
“…soy un sentipensante,  soy alguien que intenta atar la emoción y la razón, volver a unir la razón y el corazón.”                                                                                                                                                                                                                           Eduardo Galeano

 

Tomémosle el pulso a la ciudad con una mirada más creativa.

La ciudad,  con sus texturas, colores y materiales,  esconde historias a la vuelta de cada esquina. Los artistas urbanos se valen de estos recursos como inspiración.

El arte de las calles y el paisaje urbano que habita, se han vuelto un ámbito por demás influyente para muchos jóvenes talentosos que chocan con el estructurado “establishment” del arte contemporáneo.

Con su audaz sentido de la forma y de la personalidad, estos artistas,  de todas partes del mundo, le dan color y  nueva vida a nuestro hábitat cotidiano.

La irreverente voz de la calle transmite su mensaje simple pero efectivo
que convoca a un público joven y solidario en busca de la libertad e individualidad.